lunes, 10 de mayo de 2010

Quizás sean las interminables horas de trabajo y el no dormir bien por no poder apagar el cerebro,pero juro que hoy este sujeto se me apareció.
No sé muy bien quién era,tampoco que quería y creo que sus 2 metros de altura me intimidaron como para preguntarle.
Sé que algo quería decirme pero se notaba que había muerto hace miles de años por lo cual estaba en un estado de putrefacción avanzada y eso le hacia imposible modular siquiera,solo se paro ahí junto a mi y me observo largo rato.

No hay comentarios:

Publicar un comentario